25 de Diciembre de 2020

Diferencia entre toallas sanitarias y Tena

Imagem da Notícia

Las toallas sanitarias se presentan en distinto espesor, longitud y anchura. Podemos encontrar una amplia gama de modelos elaborados con diversos diseños y materiales para cubrir las diferentes necesidades en cuanto a protección y comodidad.

Es posible que hoy podamos encontrar productos para flujo menstrual leve, moderado o abundante; con esencias e ingredientes naturales; con alas o sin ellas.

¿Qué debemos saber para elegir una toalla?

  • • Que sea muy absorbente, ya que ante la descarga de flujo menstrual tiene que responder prontamente para evitar escurrimientos
  • • Que nos ofrezca una buena capacidad para mantener seca la superficie de la toalla, reteniendo la cantidad de flujo que permanece dentro de la toalla sin regresar a la superficie. Entre menor cantidad de fluido retenga, mayor será la comodidad.
  • • Que tenga buena adhesión sin que las tiras dejen residuos de pegamento al desprender la toalla, pues esto puede repercutir en daños a la prenda íntima.
  • • Que se adapte perfectamente a la ropa interior, de esta manera se disminuye la posibilidad de accidentes al estar en movimiento. Para esto es especialmente necesario que el producto tenga alas flexibles.
  • • Discreción, comodidad y absorción

Las toallas nocturnas se diseñaron específicamente para usarlas durante la noche, pues cubren mayor área de la ropa interior, ya que son más largas en la parte posterior, en tanto que las alas de mayor longitud y flexibilidad, también evitan que la toalla se mueva durante las horas de sueño, siendo adicionalmente recomendadas cuando hay un flujo mayor.

Las toallas delgadas proporcionan excelente protección y alta comodidad sobre todo durante la práctica de deportes muy activos, como básquetbol o fútbol; la única actividad en la que no se pueden usar es la natación, para la cual se recomiendan los tampones.

Los protectores diarios son una buena opción para los últimos días del periodo, y para la utilización diaria ya que evitan la humedad en la zona íntima y la mantienen limpia y seca, siempre y cuando no olvides que se deben cambiar 3 veces al día.

La toalla que se elija debe ser de acuerdo a la cantidad de sangrado que se presente, y cualquiera que sea se debe cambiar de 4 a 6 horas, independientemente de lo mojada o no que esté, esto nos ayudará a mantener seca la zona íntima y evitar malos olores e infecciones vaginales.

Todo esto anteriormente mencionado es en relación a Toallas especializadas para Flujo Menstrual.

¿Pero qué sucede en el caso de la incontinencia urinaria?

Recordemos que la incontinencia, es la pérdida involuntaria de orina que puede aparecer desde pequeñas gotas cuando reímos, tosemos o estornudamos… hasta un vaciamiento completo o parcial de vejiga

Disponemos de una amplia gama de productos de diferentes tamaños y niveles de absorción para que puedas encontrar el que te ofrezca la máxima comodidad sea cual sea tu nivel de actividad.

Por eso si tenemos el síntoma de la incontinencia los productos que debemos utilizar, son diferentes a los que se utilizan para el sangrado.

La consistencia de la orina es más ligera y se expulsa en mayores cantidades; la menstruación es más espesa y sale con más lentitud. Es necesario contar con un sistema de absorción más rápido para evitar que la orina llegue a la ropa.

Asimismo, las bacterias de la orina liberan amoniaco, lo que genera un olor característico que requiere un tipo de control específico.

Los productos de TENA están diseñados específicamente para controlar las propiedades especiales de la orina, y que puedas sentirte seca, segura y protegida frente al olor y a las infecciones e irritaciones de la piel.

Además TENA te ofrece una gran selección de productos discretos, absorbentes y cómodos especialmente formulados para todo tipo de personas. Ya que la incontinencia no es un síntoma presente solo en un género. TENA Men está diseñado para ayudarte a controlar las pérdidas de orina con sus propiedades:

  • Control con absorción de leve a moderada
  • Se adapta a tu ropa interior con total comodidad y discreción
  • Exclusivo sistema de control del olor que previene la aparición de olores no deseados
  • Los productos TENA se deben cambiar de acuerdo a las necesidades individuales de quien los usa, teniendo en cuenta la abundancia de las pérdidas de orina y el tipo de protección que se está usando. Por ejemplo, si los escapes son esporádicos es probable que tenga que efectuar el cambio de producto una o dos veces al día.

Además del correcto cambio del protector o toalla les vamos a brindar algunos consejos para una buena higiene íntima

1. Lava únicamente con agua y un jabón hipoalergénico

2. Hay que limitar la limpieza a la vulva, sin incluir el interior vaginal. Se recomienda que abra un poco los labios vaginales para que el agua penetre y retire la grasa que tiende a acumularse a lo largo del día.

3. El hombre debe bajar el prepucio y limpiar el glande con abundante agua y jabón suave para evitar secreciones y mal olor.

4. Es importante secar muy bien los genitales para evitar la humedad y el calor, que luego son responsables de la aparición de hongos y bacterias (causantes del mal olor).

5. Algunos jabones antibacteriales son muy fuertes y pueden resecar la piel. Para limpiar la zona genital se recomiendan los jabones líquidos que tienen el pH ácido y no alteran la flora. Los jabones en barra suelen ser más alcalinos y se pueden convertir en causantes de irritaciones y sequedad excesiva.

Lo que no debes hacer

1. Evita la ropa interior sintética. La de algodón es la más recomendada para evitar las infecciones y las alergias.

2. Nunca emplees duchas vaginales porque esto puede destruir la flora vaginal que es necesaria para mantener el funcionamiento normal y el pH regulado.

3. Evita retirar la totalidad del vello púbico. Conservar un poco junto al clítoris ayuda a prevenir infecciones.

4. No use ropa excesivamente ajustada. Esto impide la ventilación de las zonas vaginales y genera sudor y calor que aumentan los malos olores y la aparición de bacterias.

Ten en cuenta que los genitales producen olores que son normales y en ningún momento constituyen síntomas de enfermedad o falta de aseo. Sin embargo es importante estar atenta a los flujos vaginales de colores fuertes y olores desagradables porque puede tener una infección que debe ser tratada por el ginecólogo.

La higiene íntima es un hábito más que debe sumarse al baño diario, pero debe complementarse con visitas periódicas a los especialistas (ginecólogos y urólogos).