17 de Diciembre de 2020

Tips para dormir bien

Imagem da Notícia

¿Sabías que no dormir puede tener consecuencias para la salud? Es importante dormir entre seis y ocho horas y desde luego, en una posición y condiciones que nos permitan tener un descanso reparador. A continuación te compartimos algunos tips para lograrlo, ¡toma nota!

Duerme siempre a la misma hora

El cuerpo es un sistema que se acostumbra de manera muy rápida a mantener ritmos, de forma que se anticipa a los sucesos si lo educamos a que estos ocurran siempre a las mismas horas. Es lo que conocemos como ritmos circadianos.

Cena ligero

Tener una digestión pesada dificultará considerablemente que el cuerpo pueda profundizar en el sueño. Lo ideal es cenar a las 19:00 horas para dar tiempo al proceso de digestión, el cual en promedio toma un par de horas, pero además es fundamental que los alimentos que se consuman estén libres de carbohidratos, grasas y no estén condimentados en exceso.

Evita el estrés nocturno

Si realizamos actividades mentalmente exigentes o nos llevamos, por ejemplo, trabajo o la computadora a la cama, esto dificultará que el lóbulo frontal, donde reside la actividad racional, esté más estimulado dificultando que conciliemos el sueño y profundicemos en este.

Haz ejercicios de respiración

Podemos hacer algún ejercicio de relajación antes de acostarnos o sencillamente enfocar toda nuestra atención a las sensaciones corporales y a la respiración suave y tranquila. Esto nos ayudará a relajarnos y a separarnos de todo tipo de ideas y pensamientos a la hora de irse a dormir.

Date un baño de agua caliente antes de acostarte

El agua y más aún si está caliente tiene un poderoso efecto dilatador y relajante sobre nuestro organismo poniéndolo en perfecta disposición para el descanso.

Evita bebidas energizantes o azucaradas

El café, té o refrescos hacen que nuestro sistema nervioso esté más activado y alterado, dificultando la relajación necesaria para descansar adecuadamente.

Haz ejercicio físico regular.

El ejercicio físico tiene múltiples beneficios para el descanso y el sueño, ya que estimula la secreción de endorfinas y otras sustancias que generan una sensación de bienestar físico y emocional adecuada para el descanso.

Lo que no es recomendable es que el ejercicio físico se realice en las horas cercanas a la noche puesto que genera una activación que tardará unas horas en disminuir y apagarse, de forma que si realizamos el ejercicio físico cerca de la hora de acostarnos lo haremos excesivamente estimulados.

Disponer de las mejores condiciones

Un buen colchón, una almohada cómoda, pijama y ropa de cama transpirables y limpios contribuirán a generar condiciones favorables al descanso y a hacer que dormir sea más placentero.

No olvides que TENA® queremos que tus noches vuelvan a ser perfectas, por eso te invitamos a conocer nuestra Nueva Línea Nocturna, la cual está especialmente diseñada para darte total protección por más horas. ¡Conócela aquí!