27 de marzo de 2020

¿Cómo bañar a un paciente en cama?

Imagem da Notícia

Bañarse es un acto de higiene que todos necesitamos realizar por salud, pero también nos ayuda a relajarnos y a sentirnos cómodos, es una forma de resetear el cuerpo y la mente, aporta confort. Por estas razones es indispensable que las personas que no pueden bañarse por sí solas puedan tener acceso a un baño digno.

El tipo de baño que reciben este tipo de personas, debe ser práctico, por ello te recomendamos hacer el llamado "baño de esponja" que se realiza en cama. Aquí te decimos paso a paso en qué consiste.

1.- Tener a la mano lo necesario. Para poder realizar el baño sin descuidar al paciente, hay que preparar todo lo que se va a ocupar de esta forma no tendremos que correr para buscar lo que te faltó:

  • 4 esponjas (2 para el cuerpo y 2 para la zona genital)
  • Dos tinas o baldes grandes (Con agua a una temperatura agradable, una es para enjuagar y otra para limpiar) El agua que es para limpiar se le añade un poco de jabón y la otra se deja sin nada.
  • Un jabón que sea fácil de enjuagar
  • Shampoo para bebé
  • Una sábana
  • Un balde pequeño (puede ser especial para lavar el cabello, lo venden en las farmacias)
  • Guantes desechables
  • 2 toallas para secar (Una para el cuerpo y otra para la zona genital)

2.- Coloca la sábana encima de la persona a la que vas a bañar: esto ayudará a guardar el calor y a dar un poco de privacidad. Debemos quitar la ropa de tu paciente de manera rápida y contundente para evitar que pase frío.

3.- Limpia el rostro y el cabello: debemos de introducir una de las esponjas en el balde de agua jabonosa, después hay que limpiar el rostro suavemente con ella sin tocar los ojos. Para limpiar el jabón hay que usar una esponja diferente con agua limpia, hay que secar cuidadosamente. Ahora debemos proceder a lavar el cabello, colocando el balde especial por debajo de la cabeza y sostenerlo con firmeza, es tiempo de añadir shampoo y agua a la cabeza. Enjuagar dejando que el agua caiga en el balde. Colocar una toalla en la cabeza.

4.- Lava brazos, hombros y espalda: primero se tiene que comenzar a limpiar una mitad del cuerpo, derecha o izquierda, debemos recostar al paciente de lado, y comenzar a limpiar con la esponja de jabón estas áreas, hay que enjuagar y secar. Después recostar al paciente. Hay que repetir los mismos pasos pero ahora del lado contrario.

5.- Limpia el pecho y las piernas: con la esponja enjabonada tenemos que comenzar a limpiar el pecho y enjuagar con las esponja de agua limpia, después ve a la pierna derecha y cuando termines a la izquierda.

6.- Limpiar los genitales: necesitaremos cambiar las esponjas por unas diferentes a las de todo el cuerpo y si es necesario, también el agua. Limpia cuidadosamente con la esponja con jabón y enjuaga con otra esponja con agua limpia. Cambia a tu paciente rápidamente.

Debemos recordar que este tipo de baños son muy prácticos y pueden ser de bastante ayuda para facilitar este proceso que beneficia demasiado a la persona que cuidas.