18 de agosto de 2020

Incontinencia causada por el estrés

Imagem da Notícia

¿Te ha pasado que si te ries, estornudas, caminas, haces ejercicio o levantas un objeto pesado tienes pequeñas pérdidas de orina producidas? Estas pérdidas se corresponden a la incontinencia por estrés o esfuerzo.

Acá te contamos qué es la incontinencia por estrés o esfuerzo:

La incontinencia por estrés o esfuerzo es frecuente en mujeres mayores y supone una de las forma más comunes de incontinencia urinaria en mujeres menores de 75 años. En los hombres la incontinencia de estrés es rara, normalmente se asocia a cirugías de próstata.

Una de sus características más importantes es que la incontinencia por estrés no está asociada a la necesidad de orinar, y cuando se producen estas producir pequeñas pérdidas de orina, son ocasionadas por el debilitamiento de la musculatura del suelo pélvico, en otras palabras, los músculos responsables de controlar la micción.

¿Por qué se producen las pérdidas?

En las mujeres, existen varios factores de riesgo que lo hacen más propenso a desarrollar incontinencia por estrés, estos factores incluyen:

  • • Embarazo. El piso pélvico o el esfínter uretral pueden debilitarse debido al peso adicional y a los cambios hormonales.
  • • El parto, sobre todo si toma mucho tiempo, o si el bebé es muy grande o es necesario emplear fórceps o una ventosa (un tipo de bomba de vacío) durante el parto.
  • • Desgarro muscular durante el parto o episiotomía,
  • • La menopausia. Si usted es posmenopáusica, tendrá menos estrógeno en su cuerpo, lo que puede debilitar el piso pélvico y el esfínter uretral.

Los hombres pueden desarrollar incontinencia por estrés como resultado de una cirugía de próstata. Otros factores que pueden aumentar la probabilidad de incontinencia por estrés, tanto en hombres como en mujeres son:

  • • Tener estreñimiento durante mucho tiempo
  • • Tener una tos persistente
  • • Edad: los músculos se debilitan a medida que se envejece
  • • Tener sobrepeso o ser obeso hace que aumente la presión en la vejiga y tejidos pélvicos

Te recomendamos para fortalecer el suelo pélvico y así prevenir los escapes de orina y los problemas derivados de la incontinencia por estrés:

  • • Hacer con regularidad los ejercicios de Kegel, esta actividad física trata en realizar una serie de contracciones y relajaciones de los músculos pélvicos.
  • • Pilates son también beneficiosos para fortalecer el suelo pélvico.
  • • Ejercicio moderado, una dieta equilibrada, hidratación en su medida.

No olvides que en TENA® tenemos productos ideales para tus necesidades, ?conócelos aquí?, y recuerda acudir al médico para un correcto diagnóstico y así, tener un tratamiento más adecuado.

Fuentes:
https://www.bupasalud.com/salud/incontinencia-estres