29 de marzo de 2020

Conoce los beneficios de realizar ejercicios pélvicos en hombres

Imagem da Notícia

La incontinencia urinaria es un tabú, y más si es masculina. Lo que provoca que a muchos hombres les cueste hablar del tema e incluso buscar ayuda de un profesional. Una forma muy conocida de contrarrestar el síntoma es realizando los famosos ejercicios de Kegel, que se relacionan más al público femenino, pero que en realidad también son para los hombres, y los beneficios que les genera son demasiados. Sigan leyendo para conocerlos.

La zona pélvica masculina se puede llegar a confundir con la zona abdominal y muchas veces pasa desapercibida por los hombres porque creen que es una característica femenina, pero es la parte que sostiene la vejiga y el intestino, su debilitamiento puede ocasionar incontinencia e incluso afecta la función sexual.

Si tienen incontinencia urinaria o al terminar de orinar pierden gotas, los ejercicios de Kegel ayudarán a revertir estos síntomas. Lo primero que se debe hacer es ubicar los músculos del suelo pélvico. Para poder localizarlos es necesario detener la micción e ir soltando poco a poco, también contraer los músculos que impiden la liberación de gases. Hacer estos movimientos ayuda a fortalecer los músculos.

Ya que se logra ubicar los músculos, los ejercicios se pueden realizar en cualquier lugar, apretar los músculos del suelo pélvico por tres segundos, soltar, apretar por otros tres segundos y volver a soltar. Una vez dominada la técnica puedes hacerlos en cualquier posición: acostado, sentado o parado.

Hay que realizar estos ejercicios al menos dos veces al día.

Las personas que tienen incontinencia con dolor en el suelo pélvico al realizar estos ejercicios, no podrán hacerlos, pero pueden encontrar solución en centros especializados en los que puede rehabilitar esta zona del cuerpo.

Hay que olvidar los tabúes y prestar atención a nuestro cuerpo, los hombres pueden encontrar soluciones efectivas en los ejercicios de Kegel pero es necesario dejar los prejuicios a un lado ya que este síntoma es tan común que actualmente 1 de cada 8 hombres lo presentan, y para ayudarlos necesitamos comenzar a hablarlo.