29 de febrero de 2020

¿Tu orina cambió de color?

Imagem da Notícia

Orinar es una función indispensable para que nuestro cuerpo funcione correctamente. Nos ayuda a eliminar sustancias tóxicas producidas por el metabolismo. El color normal varía entre amarillo claro y ámbar obscuro. Su pigmentación depende de su concentración y también de lo diluida que se encuentre. La orina nos sirve para detectar y diagnosticar enfermedades, mediante su análisis. Aquí te contamos sus cambios de color y sus posibles causas.

Ingerir algunos alimentos con pigmentos, puede alterar el color de la orina. Por ejemplo el betabel, las bayas o los frijoles pueden alterar su color pero no es señal de algún daño. A veces olvidamos que hemos comido algún alimento con pigmento y al ir al baño nos toma por sorpresa el cambio de color y nos espantamos. Hasta que regresa a nuestra mente todo lo que comimos.

Los medicamentos, también pueden provocar un cambio inesperado de color. Muchas veces lo cambian por colores muy vividos, como el rojo, amarillo o azul verdoso. Pero si no has comido o tomado ningún alimento y tu orina cambia de color es necesario acudir al médico.

Te contamos algunos de los cambios y sus posibles causas.

Rojo o rosado
A pesar de su aspecto, este color puede que suceda a causa de algunos medicamentos y alimentos pero también puede ser indicador de presencia de sangre diluida a causa de una infección urinaria, cálculos en los riñones o correr una maratón de larga distancia.

Color naranja
La orina de este color puede aparecer a causa de ingerir algunos medicamentos, pero también puede ser por algún malestar del hígado. La deshidratación puede provocar que la orina se concentre y comience a verse color naranja.

Azul o verde
Puede ser provocada por infecciones urinarias y también por consumir algunos medicamentos.

Opaca o turbia
Puede indicar infecciones urinarias y también presencia de cálculos renales.

Marrón
Este color se da cuando comemos gran cantidad de habas o aloe, también puede ser a causa de consumir algunos medicamentos y realizar ejercicio de una forma extrema.

Recuerda que nuestra orina contiene mucha información sobre nosotros, es una secreción que nos puede ayudar a detectar diferentes malestares, y nos puede decir a simple vista que algo no anda bien. Aunque muchas veces su cambio de color no sea un indicador de alguna enfermedad o síntoma ya que puede ser ocasionado por la ingesta de algunos alimentos y medicamentos, te recomendamos visitar a tu médico si hay algún cambio que consideres anormal.