Soluciones

El 70% de las mujeres...

Da clic aquí

Muchas mujeres afirman que la incontinencia urinaria puede afectar considerablemente a su estilo de vida: dejan de hacer algunas actividades, siempre están pendientes de localizar el baño más cercano y existe preocupación por el olor o por las manchas en la ropa. Afortunadamente todo esto puede cambiar: con unos cambios de estilo de vida y una protección adecuados, podrás estar con los amigos, hacer ejercicio y llevar a cabo tus actividades diarias con tranquilidad y confianza.

En general, los profesionales de la salud suelen seguir los métodos menos invasivos para mejorar los inconvenientes de la incontinencia, por ejemplo, pequeños cambios cotidianos, ejercicios de fisioterapia y tratamientos médicos. Si estos recursos no dan resultado, el especialista puede plantearse si es necesario aplicar un tratamiento más invasivo, como medicación o cirugía.

Lo que puedes hacer se divide en dos secciones: