27 de febrero de 2018

Los efectos positivos del yoga para controlar la incontinencia urinaria

Imagem da Notícia

Ayuda a conseguir una mejor condición física, flexibilidad y a conectar mente y cuerpo. Ayuda si hay cansancio, calambres, insomnio, hinchazón, dolor de piernas y además a sobrellevar la incontinencia.

¡Conoce sus fabulosos efectos!

La palabra yoga proviene del sánscrito “YUG”, que significa unión. Al coordinar nuestros movimientos con la respiración y llevar la atención hacia el interior, se produce una mayor conciencia de lo que pasa con el cuerpo.

Y es precisamente bajo este proceso, en que una persona puede ir sanando ciertas afecciones, en particular los ejercicios asociados al piso pélvico y de bhandas (contracciones intencionadas de los músculos, cuyo objetivo es reenviar la corriente de energía a través del cuerpo) que permiten fortalecer el grupo muscular relacionado. Es así como los ejercicios sirven para la prevención y también ayudan a minimizar e incluso sanar la incontinencia urinaria.

Algunos ejercicios en yoga son recomendados por ginecólogos en mujeres que comienzan a presentar algunos síntomas de incontinencia. En el embarazo la mujer ha de adaptarse a cambios fisiológicos, hormonales y emocionales.  Esta época se convierte en un periodo de descubrimiento interior.

Maritza Vergara, instructora de Yoga del Centro Soham, nos explica como la práctica del Yoga ayuda a conseguir una mejor forma condición y flexibilidad, pero sobre todo a conectar con nuestro propio cuerpo.

“Esto es muy importante para aceptar y adaptarse a los cambios que suceden, como por ejemplo durante el embarazo, y a mantener la conexión relajada con el bebé, lo que es muy importante durante los nueve meses y durante el parto. Conecta con la sabiduría del cuerpo a través de la respiración consciente (pranayama), posturas corporales (asanas), relajación consciente, concentración y meditación (dharana y dhyana)”.

En el plano físico el yoga es muy completo ya que trabaja suavemente, aunque con profundidad los músculos y les da elasticidad, tonifica articulaciones, fortalece el sistema nervioso, glandular y alivia las molestias comunes por el cambio del eje de gravedad; ayuda si hay cansancio, calambres, insomnio, hinchazón, dolor de piernas y, también, para la incontinencia.

“Una persona que practica Yoga regularmente, minimiza los síntomas del climaterio. No existe distinción de género en el yoga, los hombres se ven igualmente beneficiados con una práctica regular. En cuanto a los tipos de yoga, todos son beneficiosos y los efectos dependerán de una práctica regular y consciente”, finaliza la experta.

¿Y tú, has tenido alguna experiencia con el Yoga?

Suscribirse a nuestro boletín de noticias

¿Te gustaría recibir más noticias e información cuando publiquemos nuevas historias?

ATENCIÓN AL CLIENTE

01 800 522 5050