10 De julio De 2019

Infecciones en vías urinarias e incontinencia

Imagem da Notícia
Las infecciones en vías urinarias se pueden producir en cualquier parte del aparato urinario: los riñones, los uréteres, la vejiga y la uretra, sin embargo, la mayoría de las infecciones ocurren en las vías urinarias inferiores (la vejiga y la uretra).

Es muy importante que conozcas los síntomas, es por esto que a continuación te decimos los más frecuentes:

  • Necesidad imperiosa y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orinar frecuentemente en pequeñas cantidades
  • Orina de aspecto turbio
  • Orina de color rojo, rosa brillante o amarronado (un signo de sangre en la orina)
  • Orina con olor fuerte
  • Dolor pélvico en las mujeres, especialmente en el centro de la pelvis y alrededor de la zona del hueso púbico

Ahora que conoces los síntomas te contamos cuáles son las infecciones más frecuentes:

Infección de la uretra (uretritis). 

Este tipo de infección urinaria puede ocurrir cuando las bacterias en el tubo gastrointestinal se propagan desde el ano hacia la uretra. Asimismo, debido a que la uretra femenina está cerca de la vagina, las infecciones de transmisión sexual —tales como herpes, gonorrea, clamidia y micoplasma— pueden causar uretritis que se manifiesta con ardor al orinar y secreción.

Infección de la vejiga (cistitis).

Por lo general, este tipo de infección urinaria es causada por la Escherichia coli (E. coli), un tipo de bacteria que se encuentra frecuentemente en el tubo gastrointestinal. Sin embargo, algunas veces son responsables otras bacterias. Durante la infección podemos experimentar incontinencia por esfuerzo o urgencia, si se presenta de manera constante esta infección, el síntoma puede volverse permanente.

Entre los factores de riesgo en las mujeres para adquirir una infección en vías urinarias están:

Anatomía femenina. Las mujeres tienen la uretra más corta que los hombres, lo que acorta la distancia que las bacterias deben atravesar para alcanzar la vejiga.
Actividad sexual. Las mujeres sexualmente activas son proclives a tener más infecciones urinarias que las que no lo están. Tener una nueva pareja sexual también incrementa el riesgo.
Ciertos tipos de anticonceptivos. Las mujeres que usan diafragmas como método anticonceptivo pueden tener un riesgo más elevado, al igual que las mujeres que usan espermicidas.
Menopausia. Después de la menopausia, la disminución del estrógeno circulante produce cambios en las vías urinarias que te vuelven más vulnerable a la infección.

Suscribirse a nuestro boletín de noticias

¿Qué hay de siempre permanecer en el interior cuando se publican nuevas historias?

ATENCIÓN AL CLIENTE

800 522 5050