¿Qué tipos de incontinencia urinaria existen?

A continuación se indican los principales tipos de incontinencia urinaria en hombres. Empleamos los términos médicos para que te familiarices con ellos y puedas utilizarlos si decides hablar del tema con tu médico.

Incontinencia de urgencia

También conocida como vejiga hiperactiva, es el tipo más común de incontinencia urinaria masculina. Ocurre cuando sientes una necesidad intensa y urgente de orinar y la vejiga expulsa la orina de forma involuntaria. Se debe, por lo general, a una interferencia de las señales nerviosas entre la vejiga y el cerebro; normalmente se debe al agrandamiento de la próstata o las secuelas de una operación de esta glándula.

Puede que también necesites orinar más de 4-8 veces al día, que es lo normal, y quizás también durante la noche. Sin embargo, en algunos casos puedes 'entrenar' tu vejiga para orinar menos veces y evitar ir al baño por las noches. En la sección Soluciones encontrarás algunas recomendaciones al respecto.

Incontinencia de esfuerzo

Alrededor de un 10% de los casos de incontinencia urinaria masculina se producen como consecuencia de un esfuerzo físico, como toser, estornudar, reír, levantar peso o hacer ejercicio. Normalmente se trata sólo de pequeñas pérdidas, y suelen estar relacionadas con el debilitamiento de los músculos del suelo pélvico. En la Zona de ejercicio encontrarás ejercicios para fortalecer el suelo pélvico.

Incontinencia mixta

Entre un 10 y un 30% de los hombres experimentan incontinencia mixta. Suele ser una combinación de incontinencia de esfuerzo y de urgencia. Si tienes ambos tipos de incontinencia, observarás que uno de ellos tiene más repercusiones, por lo que se recomienda afrontar primero los síntomas más frecuentes. Descubre algunas soluciones.

Goteo tras la micción

Este tipo de incontinencia se produce cuando la vejiga no se vacía completamente y sigue goteando después de orinar. También es habitual cuando la próstata crece excesivamente o los músculos del suelo pélvico están debilitados. En la sección Soluciones encontrarás técnicas para el tratamiento de este tipo de incontinencia.

Incontinencia por rebosamiento

Se trata de un flujo de orina constante o esporádico, causado normalmente por una obstrucción o por lesiones nerviosas. Si experimentas estos síntomas, lo mejor es que acudas a un médico, ya que es el más indicado para diagnosticar este tipo de incontinencia masculina.

Incontinencia funcional

Es la incapacidad para llegar al baño a tiempo debido a problemas físicos o mentales. En la sección Soluciones encontrarás más información sobre el tratamiento de este tipo de incontinencia.

Problemas neurológicos vesicales

La existencia de lesiones en los nervios a causa de una enfermedad (el Parkinson, la esclerosis múltiple o los daños cerebrales) puede afectar a la comunicación entre el cerebro y la vejiga. Como consecuencia, no se puede controlar la vejiga ni vaciarla completamente.

Ahora ya sabes que existen muchos tipos de incontinencia urinaria masculina. Desde luego, cada hombre tiene su propia experiencia. Así que, si no estás seguro de tus síntomas, puede que sea buena idea elaborar durante una semana un diario con tus hábitos a la hora de orinar para controlar lo que ocurre. Así dispondrás de un registro para hablar con tu médico o asesor especializado en incontinencia. Descarga aquí un diario miccional.

Ahora que ya conoces los tipos, descubre cómo afrontan miles de hombres la cuestión de la incontinencia urinaria, y encuentra algunas soluciones.

Cuéntanos más sobre ti con esta encuesta rápida

¿A quién le has contado sobre tu situación?



Resultados